Un juzgado declara que la Fundación ONCE aceptó el 10 por ciento del accionariado de la agencia [Gescartera]

Abogados ONCE

https://sid.usal.es/noticias/discapacidad/17207/1-1/un-juzgado-declara-que-la-fundacion-once-acepto-el-10-por-ciento-del-accionariado-de-la-agencia-gescartera.aspx

El Juzgado número 71 de Madrid ha desestimado una demanda interpuesta por la Fundación ONCE contra Gescartera Dinero en la que se pedía que se declarase que dicha Fundación no fue titular de 1.000 acciones del capital social de la agencia de valores, representativas del 10 por ciento del capital social.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, señala que la Fundación ONCE “aceptó de forma concluyente, expresa y por escrito las acciones donadas por Gescartera” y añade que “pretender ahora lo contrario significa ir contra sus propios actos”. “Debe afirmarse que la Fundación ONCE participa en el capital social de Gescartera en virtud de la donación de 1.000 acciones representativas del 10 por ciento del capital social de esta entidad”, subraya.

La citada Fundación interpuso una demanda contra Gescartera Dinero interesando que se declarara que no era titular del 10 por ciento del accionariado de Gescartera, así como que se condenara a la demandada a cancelar cualquier inscripción en el libro de registro de acciones nominativas en la que Fundación ONCE figurara como titular de acciones de dicha sociedad.

En estas actuaciones se personaron los letrados Luis Alberto López y Andrés Vilacoba, también personados en la causa penal que se instruye en la Audiencia Nacional, en representación de clientes de Gescartera perjudicados por el fraude, cifrado en 108 millones de euros. El pasado 26 de abril se celebró juicio y la sentencia ha sido hoy notificada a las partes.

La Fundación ONCE sostuvo durante el proceso que desde Gescartera se creó una “evidente confusión” y se indujo “a la creencia” de que esta entidad era titular del 10 por ciento de las acciones de Gescartera. Asimismo, subrayaron que entre las dos sociedades no se suscribió ningún contrato de donación ni tampoco se entregaron las acciones puesto que no estaban impresas.

La sentencia señala que las acciones nominativas, como las que representan el capital de Gescartera Dinero, han de figurar en un libro de registro que llevará la sociedad “y en el que se inscribirán las sucesivas transferencias, de modo que la sociedad sólo reputará accionista a quien se halle inscrito en dicho libro”. Así lo certificó el secretario del consejo de administración de Gescartera, que señaló que Gescartera Holding era titular de 9.000 acciones del capital social, mientras que la Fundación ONCE lo era de las 1.000 restantes, que representaban el 10 por ciento.

CAUCE PARA LOGRAR AUTORIZACIÓN DE CNMV

Los demandantes aseguraban en su escrito que no existió “animus donandi”, requisito imprescindible para que surja la figura jurídica de la donación, ya que lo que Gescartera pretendía con la incorporación de la Fundación era obtener la autorización administrativa de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para ascender a agencia de valores. Precisamente este último argumento es el que la juez Ana Alonso expone en la sentencia como “animus donandi”: Gescartera cedió un 10 por ciento de su capital social a la Fundación ONCE para recibir la autorización de la CNMV.

Respecto a otra de las alegaciones de la parte demandante, relativa a que la Fundación no aceptó las acciones, la sentencia hace mención al libro de inventarios y balances de esta parte en el ejercicio 2000, en el que se reflejaba que la Fundación ONCE era titular de 1.000 acciones de Gescartera, con un valor de 90.200 euros, que representaban el 10 por ciento del capital social.

En la memoria de las cuentas anuales de 2000 se reflejaba que las incorporaciones de participaciones corresponden a la suscripción del 20 por ciento del capital social de Gescartera Pensiones, por 40 millones de pesetas (240.000 euros), y del 10 por ciento de Gescartera Dinero Agencia de Valores S.A. por valor de 15.008.000 pesetas (90.200 euros). La auditoría efectuada en aquel ejercicio por Arthur Andersen indicó que las cuentas anuales del ejercicio 2000 reflejaban “la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la Fundación ONCE”.

“Estas cuentas fueron aprobadas por el Patronato de la Fundación e inscritas en el registro de fundaciones del Ministerio de Asuntos Sociales”, indica la sentencia. Por ello, concluye que la Fundación ONCE “aceptó de forma concluyente, expresa y por escrito las acciones donadas por Gescartera”. Añade que no resulta contradictorio que el acuerdo de colaboración empresarial entre las dos entidades se firmara por la Fundación el 23 de enero de 2001, porque “la intención de las partes es que su eficacia jurídica fuese a partir de la fecha que consta en el mismo, el 14 de julio de 2000”.

Según fuentes jurídicas, esta sentencia abre la puerta a que la Fundación ONCE pueda ser declarada responsable civil subsidiaria del fraude de Gescartera en la causa que se investiga en la Audiencia Nacional. No obstante, contra esta sentencia cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Dejar un comentario

Vilacoba utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies